Fundación Tutelar TAU

RECUPERANDO LA ALEGRÍA

Antonio Céspedes, que cuenta con el apoyo de nuestra entidad, es un hombre alegre y positivo. Estos meses ha pasado un largo calvario por una enfermedad de difícil diagnóstico. Para colmo de males, la pandemia ralentizó todas las pruebas médicas necesarias para su tratamiento, alargando su dolor.

Una vez eliminada dicha enfermedad, con una sencilla operación, Antonio ha recuperado el entusiasmo y ha vuelto a ser el mismo que conocíamos.

Adjuntamos varias fotos de todo el proceso. Antonio siempre ha estado acompañado por la Fundación Tutelar Tau y Elisa Rodríguez e Isabel Alcaide, trabajadoras, de la R. A. El Chanza en Cortegana, Huelva, regentada por Paz y Bien, y en la que reside.