UNA MANO VOLUNTARIA.

Nuestra compañera Ana tuvo la inestimable ayuda de nuestro voluntario J. Luis para acompañar a Manuela, Carmen y Antonio en sus visitas al médico.

Estamos felices de comprobar cómo todos los voluntarios que tenemos la suerte de recibir suman su vocación a nuestro esfuerzo para que la vida de nuestr@s chic@s sea feliz y plena.