SU MIRADA LO DICE TODO.

Marisol es feliz y su rostro lo dice.

Estar con ella, compartir sus gusto es lo que también nos hace feliz a su familia de TAU.

Paloma y Rocío Compartiendo un día con nuestra querida Marisol, de mucho frío pero de mucho de cariño.