M.ª DOLORES GARRIDO FERNANDEZ, MUJER VALIENTE

Lola, como todos la conocemos, se incorpora al Centro de día Ocupacional “Paz y Bien” en el año 1979, estando aún la Asociación en la barriada del Rocío. Desde el principio, Lola mantiene una buenísima relación con todos sus compañeros y compañeras del centro, siendo un ejemplo a seguir. Su buen carácter, las ganas de sacar el máximo partido a sus potencialidades y su enorme inquietud por sentirse útil e independiente la hacen ser nuestra embajadora en diversos foros dando visibilidad a las capacidades de la mujer con discapacidad. Es el ejemplo vivo de que con los apoyos necesarios todo se puede conseguir.