Fundación TAU

LLEGÓ EL DÍA SOÑADO.

Es difícil explicar la alegría y la gran emoción que para toda la gran familia de TAU supone reunir a todos sus miembros. Algo tremendamente difícil, que supone un enorme esfuerzo de todo nuestro equipo, pues las personas llegan desde toda Andalucía. En este punto hay que realizar una especial llamada de gratitud a nuestro voluntariado, cuyo titánico esfuerzo junto al departamento social ha hecho posible esta gran celebración.

El lugar fue, otro año más, el Catering de Paz y Bien de Alcalá de Guadaira. Muchas gracias a todo su personal por cedernos sus instalaciones sin límite alguno.

El menú fue estudiado y reestudiado para que fuese adaptable a todas y cada una de las personas, teniendo en cuenta tanto preferencias como posibles intolerancias. Y con todo, fue de una calidad más que alta.

Se respiraba la expectación. Todos ellos esperaban el regalo que habían pedido a los Reyes en la carta que habían escrito hacía ya tiempo. Hubo sonrisas, lagrimas emociones y abrazos. Eso lo dice todo. Las imágenes muestran la fidelidad de estas palabras. Ellos y ellas fueron los protagonistas y ell@s son el motivo y la meta de nuestro trabajo diario.