ESPERANZA SILVA MELCHOR, MUJER VALIENTE.

Lleva el Ronquillo en sus venas, donde nació en el año 1961.

Mujer temperamental, capaz y constante, ha tenido una vida llena de altibajos y de movimientos geográficos de importancia al no disponer de apoyos por parte de su familia extensa. Hermana de Consuelo y mamá de Edu, sabe lo que es la responsabilidad y el hacer frente a lo imposible por sacar adelante a su familia.

Llegó a la Asociación Paz y Bien en 2002, pasando por la residencia de adultos y las viviendas tuteladas hasta la actualidad.

A la fundación TAU desde 2003, es ejemplo de superación, autonomía y capacidad, actitudes y aptitudes que le han llevado a ser protagonista de un programa piloto de autonomía en pareja junto a Miguel Almansa, persona con quien comparte su vida desde hace 20 años.

Sus habilidades con la costura y las artes manuales le llevan a participar en concursos de Exposición de Pasos en Miniatura, Muestras de Artes Plásticas y apoyo en la Asociación de Mujeres de la localidad. Guerrera incansable, su mayor disfrute es estar con su hermana y su hijo. Y, el nuestro, que siga siendo feliz.