CON LOS MISMOS DERECHOS Y OBLIGACIONES.

La Fundación TAU está pendiente de las personas a las que acompañamos, y a las que exigimos que cumplan sus obligaciones al mismo tiempo que queremos que disfruten de sus derechos. Velamos por su acompañamiento en sus tiempos de ocio, y en este caso nuestros jóvenes han estado de vacaciones en Torremolinos, donde han montado en velero y visitado un acuario y un parque acuático. Y, sobre todo, han hecho buenas amistades, pues muchos no se conocían. El ocio es también un derecho que hay que promocionar y acompañar.