CARMEN PRIETO LUQUE, MUJER VALIENTE.

Nuestra Carmela nació en 1963, andaluza y siendo la pequeña de ocho hermanos no tuvo una infancia fácil. Con tan solo 6 años fue trasladada a la Unidad Hospitalaria Miraflores, donde permaneció hasta 1980. En aquel entonces, y gracias a la reforma psiquiátrica, fue trasladada a la RGA Hermana Clara, gestionada por la Asociación Paz y Bien, en la cual se mantuvo nueve años hasta conseguir su plaza concertada en la Ra José Valverde Linares, ubicada en la localidad de Santiponce, en 1989 y donde se encuentra a día de hoy.

Tutelada por la Fundación TAU desde 1999, Carmen es pieza fundamental de nuestra residencia, querida, alegre y risueña; suele deleitarnos con sus bailes y cantes, disfruta de sus paseos por el pueblo y sus bromas por doquier. Gentil, noble y con un carisma especial es ejemplo de evolución y de aprendizaje, de trabajo incansable en oficio y de apoyo constante a los demás.

Su familia son TAU y Paz y Bien, para nosotros ella es nuestra esencia.