…ALGO SE MUERE EN EL ALMA.

(A LA MEMORIA DE JOAQUÍN DEMANS)

Pocas veces la letra de una sevillana se ha adaptado tanto a la realidad. Hace pocos días, nos dejó Joaquín. Su vida, como tantas otras, estuvo salpicada de dificultades, pero también de momentos de alegría. De unos y de otros, tuvimos la suerte de compartir con él muchos de ellos.

La huella de su sonrisa y su afecto quedará siempre en la historia de nuestra Fundación y de todas y cada una de las personas que compartieron sus vidas con él. Muchas gracias a la Residencia ATUREM por el maravilloso trato que siempre le dispensaron.

Descansa en paz, Joaquín.