Fundación Tutelar TAU

UN TESTIMONIO DE EMOCIÓN Y ENTREGA

Almudena es una de las voluntarias de nuestra entidad. Ella ha querido compartir con nosotros su testimonio de emoción, entrega y alegría por la labor que realiza en Tau. Os dejamos sus palabras y unas fotos con Laureano Gómez, una de las personas que tienen el apoyo de nuestra entidad y para las que Almudena es un referente imprescindible en sus vidas.

“Hola mi nombre es Almudena y tengo 29 años, soy voluntaria de la Fundación Tutelar TAU desde hace casi tres años.Mi conocimiento antes era nulo de la cantidad de fundaciones que existen dedicadas al apoyo de personas con discapacidad intelectual que requieren apoyos en distintos niveles y ámbitos de sus vidas, ejerciendo así, una labor enorme por el bienestar de ellos.

Soy consciente de su existencia gracias a un familiar que trabaja en esta fundación. Antes de formar parte de esta bonita familia como voluntaria, ya conocía a muchos de los chavales que la integran. El estar con ellos te aporta felicidad y un crecimiento personal increíble, ya que te das cuenta de lo grandes que son y todo lo que te aportan. Me llenan como persona.

Recuerdo muchas veces un día que fui a ver a algunos a una residencia el día de Reyes. Fue algo increíble, todos súper contentos enseñándote sus regalos; inexplicables cuales fueron mis sensaciones, hasta el punto de salir emocionada. Es un sentimiento que nunca olvidaré.

Mi labor como voluntaria es ayudar en todo lo posible, participando en actividades de ocio inclusivo para así minimizar el trabajo que realiza la fundación. Es como un refuerzo añadido a su función.

Animo a cualquier persona, de cualquier edad a participar como voluntario o voluntaria. No cuesta nada, sólo te aporta una satisfacción personal enorme viendo todo lo que consigues y haces para que todos puedan disfrutar. Cada persona apoyada por la fundación valora cada mínima cosa como si fuera lo más grande.

Ahora me dirijo a la Fundación Tau para darles las gracias por dejarme participar en esta GRAN COMUNIDAD”.