Fundación Tutelar TAU

Quiénes somos

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”1077″ border_color=”grey” img_link_target=”_self” img_size=”full” style=”vc_box_rounded”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_text_separator title=”Fundación Tutelar TAU” title_align=”separator_align_center” color=”custom” accent_color=”#fd4f00″][vc_column_text]La Fundación Tutelar TAU se constituye en el año 1994 como respuesta a determinadas situaciones de desprotección detectadas, en el campo de la discapacidad intelectual, por el cuerpo de profesionales de la Asociación Paz y Bien, promotor inicial del proyecto; el contexto en donde se ubica la formación de la Entidad se caracterizaba por una ausencia de personas jurídicas que ejercieran exclusivamente cargos judiciales de personas con capacidad modificada, asumiendo los familiares o directores de los centros residenciales u ocupacionales en donde la persona se hallaba insertada, estos cargos que mencionábamos con anterioridad; no resulta difícil pensar la escasa capacidad crítica que podrían tener las personas en quienes convergieran los cargos de guardador de hecho y tutor/curador al mismo tiempo.

En los estatutos de constitución de la Fundación TAU se recogen que, entre sus fines, se encuentran:

  1. Orientar y asesorar a familiares y profesionales del sector de la discapacidad
  2. Sensibilizar a la opinión pública en cuanto a integración de estas personas
  3. Promover proyectos y programas que mejoren la calidad de vida.

 

El carácter innovador de una entidad tutelar como TAU ha condicionado, durante todo su recorrido profesional, las distintas metodologías de trabajo puestas en marcha con personas usuarias de nuestros servicios; no obstante, siempre hemos tenido en cuenta, que no podemos llevar a cabo acciones estándares con nuestros beneficiarios, de este modo difícilmente intervendríamos con unos criterios mínimos de calidad, de ahí que la individualización en la planificación de las tareas a desarrollar supongan un refuerzo positivo para la persona, al contar con sus deseos y motivaciones”.

Los fines de nuestra Fundación se encuentran detallados en los artículos 7º y 8º de nuestros estatutos, estando actualmente a la espera de inscripción en el Registro de Fundaciones de Andalucía de la última modificación aprobada por resolución de nuestro Patronato en junio de 2014, de la cuál detallamos a continuación el contenido íntegro:

  • La protección y defensa de los derechos e intereses de las personas con discapacidad intelectual, que no dispongan de plenas facultades para regir su vida y administrar su patrimonio.
  • El ejercicio de las funciones tutelares que le haya sido encomendadas por resolución judicial.
  • El desempeño de las funciones que, como curador o defensor judicial, le hayan sido encomendadas por resolución judicial.
  • Poner en conocimiento del Ministerio Fiscal los hechos que puedan ser determinantes de instar la modificación o revisión de la capacidad jurídica.
  • Comunicar al órgano judicial competente los hechos que pudieran dar lugar a la inhabilitación o remoción de tutores y cuidadores.
  • El apoyo y asesoramiento jurídico y social, en su caso, a las personas con discapacidad y a sus familiares.
  • La cooperación con cuantas entidades públicas o privadas tengan fines similares o coincidentes, dentro del ámbito nacional o en países en vías de desarrollo.
  • Participar, impulsar o colaborar en proyectos de cooperación internacional relacionados con los fines de la Fundacion.
  • El desarrollo y ejecución de Programas de Voluntariado para el ejercicio de la acción tutelar.
  • Todas aquellas actividades que sean necesarias para el mejor desarrollo del ejercicio de su función tutelar.

En general, todas las actividades, programadas, proyectos, iniciativas, etc., que puedan revertir en la mejora del nivel de vida y de la integración social de las personas con discapacidad intelectual.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_column width=”1/1″][/vc_column]