Fundación Tutelar TAU

NOS ADELANTAMOS A LA NAVIDAD

Un año más, los dulces navideños realizados las Hermanas Clarisas del Monasterio de Santa Clara de Estepa, en Sevilla, han llegado a las residencias y viviendas de las personas que cuentan con el apoyo de nuestra entidad. Las monjas, con tan buena mano con la repostería, siempre nos reservan las primeras remesas; ellas quieren que sean nuestros usuarios los primeros en probar sus dulces tradicionales, así que Rafael Pozo, presidente de la Fundación Tau, se ofreció a llevar las primeras cajas a las residencias de Pinos de Nevero o Santa María y a algunas viviendas tuteladas.

El recibimiento fue así de cariñoso y, aunque quedan un par de meses para que comience la festividad navideña, ya hay ganas de ir hincándole el diente a estas exquisiteces. Esperemos que reserven algún mantecado para diciembre, aunque no nos dio esa sensación al ver la felicidad y el entusiasmo con el que recibieron nuestros obsequios.

Pie de foto: Las imágenes están tomadas la residencia Hermana Clara, de Alcalá de Guadaíra, cuya titularidad pertenece  a la asociación Paz y Bien.