Fundación Tutelar TAU

LA FUNDACIÓN TAU Y BARECA APUESTAN POR LA INCLUSIÓN LABORAL DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN LA HOSTELERÍA

La Fundación Tau y la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva (BARECA) han celebrado un encuentro dentro de la Semana de la Discapacidad Intelectual que la entidad tutelar está desarrollando en la capital onubense. La inclusión laboral de las personas con discapacidad en la hostelería ha sido el tema central de su reunión.

La Fundación Tau celebró, en la tercera jornada de su Semana de la Discapacidad Intelectual, diferentes encuentros con entidades representativas de sectores estratégicos de la provincia de Huelva. Con la inclusión laboral en la agenda, Tau se reunió con la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva (BARECA), que está integrada en la Federación Onubense de Empresarios. El encuentro, que fue provechoso y esclarecedor, fue más allá de una toma de contacto, pues se esbozaron algunos acuerdos y colaboraciones de futuro.

La reunión, un desayuno en la sede de BARECA en Avenida de la Ría, que contó con la presencia de Rafael Pozo, presidente de Tau, y Rocío Maestre, delegada de la entidad en Huelva, tuvo como representantes de Bareca a Rafael Acevedo, presidente, Daniel Santana, vicepresidente, Begoña Casas y José Carlos del Olmo, vocales, y Francisco Muñoz, secretario. La charla, muy distendida y bastante enriquecedora para ambas partes, repasó en un principio la labor de Tau en la provincia de Huelva y se terminó focalizando en la importancia del empleo en el desarrollo personal y social de las personas con discapacidad intelectual, así como ejemplos de negocios hosteleros que han hecho de este colectivo la base de su plantilla.

Rafael Pozo destacó “la importancia del empresariado en el crecimiento de Huelva y su compromiso constante con los colectivos más desfavorecidos, pues sus iniciativas solidarias son de sobra conocidas y ponen mucho corazón a su labor, no limitándose al negocio sino haciendo mejorar a la provincia entera”. A su vez, Rafael Acevedo insistió en su “interés por incorporar a personas con discapacidad intelectual en los negocios de hostelería de la provincia”, si bien necesitan “un asesoramiento para, sobre todo, conocer la formación, la predisposición y la experiencia de muchas de esas personas capacitadas para trabajar detrás de una barra, sirviendo mesas o sacando comandas desde la cocina”.

La Fundación Tau se ha comprometido a armonizar ese encuentro entre empleadores de la hostelería y personas con discapacidad intelectual con interés en trabajar, señalando que el empleo no es un asunto estrictamente solidario, sino una dignificación de la persona y un derecho, y que cualquier persona con discapacidad que ocupe un puesto laboral debe responder con solvencia y soltura a las exigencias propias de su labor.

BARECA y Tau se emplazaron a futuros encuentros donde cimentar esta alianza, así como impulsar una formación específica de hostelería para personas con discapacidad que sirva para dinamizar y facilitar su empleabilidad.