Fundación Tutelar TAU

HOMENAJE A REYES CAÑADO

La Fundacion Tutelar Tau está de luto. Esta semana hemos sufrido la pérdida de una gran compañera y amiga: Reyes Cañado. Ella trabajaba como auxiliar del SAD del Ayuntamiento de Campofrío (Huelva) y cuidaba y atendía a Julián Díaz, una de las personas que tienen el apoyo por nuestra entidad.

El trabajo que desempeñaba Reyes iba más allá de su función como cuidadora, había una implicación personal y emocional. Todo este valor lo veíamos plasmado en cada reunión de equipo entre la trabajadora social, Maribel Alvarez, la Fundacion Tutelar Tau y el papel imprescindible de Reyes en el día a día para mejorar la calidad de vida de Julián y que este pudiera permanecer en su contexto. Reyes era una persona resolutiva, proactiva y con iniciativa. Su labor no solo ha sido ofrecer los cuidados a la persona sino también ha ejercido un papel fundamental utilizando herramientas educativas, apoyando a TAU en todo momento y mostrando su total disponibilidad en el caso de Julián.

Reyes ha dejado un legado muy importante. Su esfuerzo y trabajo han sido imprescindibles para obtener los resultados que hoy se ven fortalecidos gracias a su colaboración, así como a la de su familia, que también ha formado y forma parte de la vida de Julián, apoyando en tareas de acompañamiento; es decir, Julián forma parte de la esta gran familia

Para la Fundacion Tutelar TAU ha sido un enorme placer contar con la profesionalidad y la cercanía de una mujer generosa, amable y siempre dispuesta a ofrecer su tiempo en aras de mejorar la vida de las personas.

Desde este espacio queremos hacer llegar nuestras condolencias a su familia, en especial a su marido José María y a su hijo Diego.

Siempre permanecerás en nuestros corazones.

Pie de foto: 01 y 02: Reyes Cañado con Julián Díaz, con el que se volcó personal y profesionalmente. 03. El equipo de trabajo, unido en la atención a Julián Díaz, con personal del Ayuntamiento de Campofrío y la Fundación Tutelar Tau.