Fundación Tutelar TAU

CELEBRANDO LA NAVIDAD COMO UNA GRAN FAMILIA

Como cada año, todas las personas con discapacidad intelectual a las que apoyamos desde nuestra Fundación reciben regalos de Reyes y participan en una comida navideña. El Covid nos ha enseñado algo muy positivo, pues hasta hace dos años, hacíamos un gran esfuerzo por celebrar un gran banquete con las más de doscientas personas a las que acompañamos en su proyecto de vida, pero la experiencia de este año nos ha demostrado que es mucho más positivo poder celebrar dicho acto con pequeños grupos muy homogéneos; así, se han celebrado almuerzos con jóvenes que llevan una vida autónoma, jóvenes en viviendas tuteladas y jóvenes de residencias. Esta fragmentación ha contribuido a crear un ambiente de convivencia y de cercanía con resultados muy positivos de cara a organizar su tiempo libre, incluso intercambiarse sus móviles y crear lazos para el futuro, pudiendo conocer a compañeros con los que compartían más cosas de las que creían.


Ni que decir tiene que, en estos actos de convivencia, se pone de manifiesto el trabajo que han realizado nuestros compañeros y compañeras durante el año. Su comportamiento y su imagen han crecido muy positivamente y nos sentimos muy orgullosos de poder compartir establecimientos públicos sin que se llame la atención por un mal gesto o actitud. En todos los lugares donde vamos nos felicitan y nos dicen: “Ojalá muchos grupos se portaran como vosotros”. Es algo que nos enorgullece. Nuestra forma de trabajar, basada en el respeto y la confianza en ellos, han hecho posible que cada día sean más responsables.


Para estas fiestas, las profesionales de Fundación Tau han preparado regalos para 250 personas, siempre atendiendo a sus deseos, sus peticiones y sus necesidades. En las imágenes veréis algunos momentos de las entregas. La ilusión es un motor para esta gran familia.