Fundación Tutelar TAU

APRENDIENDO CON ILUSIÓN

Nuestra tutelada Inma ha iniciado un proyecto que le hace especial ilusión. Se trata de un curso de limpieza de la Fundación Don Bosco, en el que realizará prácticas con opción a contratación. Este hecho está siendo un gran cambio para ella, ya que pasaba muchas horas sola en casa y ahora disfruta acudiendo cada mañana al centro. Inma es una persona muy sociable y cariñosa, necesita estar en contacto con las personas, por eso, esto ha supuesto para ella un plus de felicidad, tanto es así que ya no quiere que se acabe. También, es todo un reto personal para ella, puesto que dicho curso no está adaptado para personas con discapacidad y su analfabetismo era uno de sus problemas. Sin embargo, está poniendo mucho de su parte para aprender y cuenta con la ayuda y el apoyo de sus profesores.

Para ella, es muy importante el hecho de tener la oportunidad de conocer gente nueva y sociabilizar, ella misma asegura que disfruta muchísimo pasando tiempo junto a sus compañeros de clase: “Tengo un grupo de amigos y me lo paso muy bien”, señala sonriente. Además, acude a las clases de manera autónoma utilizando el transporte público. Si algo está claro, es que nuestra tutelada está poniendo todo su esfuerzo para superar sus limitaciones, por las tardes cuenta para estudiar con la ayuda de Irene, su referente. Por último, tras comenzar el curso afirma que se siente muy a gusto y le está sirviendo de mucho: “Es muy importante para mí porque estoy aprendiendo muchas cosas”.

Tanto Inma como su hermano Cristóbal son tutelados nuestros desde hace muchos años. Inma pasó por los servicios residenciales y centros ocupacionales de Paz y Bien, posteriormente, compartió una vivienda tutelada y tras un periodo de adaptación, decidió por iniciativa propia independizarse junto a su pareja Jorge. Inma siempre ha deseado aprender a leer y escribir, por lo que ahora con este aprendizaje está viviendo un sueño.